Publicidad

¿Se debe mantener en secreto la búsqueda de un nuevo trabajo en la empresa?

Ya sea por tener otro empleo, o por miedo a no encontrar trabajo, es habitual que muchas personas oculten, la menos durante un tiempo, la búsqueda de empleo. Hoy en día, y sobre todo por las redes sociales, es fácil que la gente conozca todos tus movimientos, incluso a la hora de quedar con los amigos, sabemos de ante mano lo que han hecho, una pérdida de intimidad total.

Pero aún así, y en temas tan delicados como la búsqueda de trabajo, se puede evitar. En primer lugar, como es obvio, hay que evitar cualquier tipo de publicación relacionada con ello y tener cuidado con las fotografías. Por ejemplo, si subimos una foto de nuestro menú del día, evitar que detrás este el ordenador con nuestro CV, o en una página de búsqueda de empleo.

filtros

En lo que respecta a la búsqueda de trabajo, hay opiniones para todos los gustos. Hay trabajadores que deciden no esconderse y hacerlo de una manera natural. No hay nada malo en querer cambiar de trabajo. Sin embargo, otros, ante el miedo de ser despedidos antes de tiempo o de vivir situaciones incómodas en la empresa, deciden no pregonar su intención de encontrar un nuevo empleo. Tanto si se está en la primera situación o en la segunda, es importante tener en cuenta estos pasos previos.

1. Cuidado con las empresas anteriores

Si lo más habitual es que un reclutador pregunte sobre empleos pasados, mucho más si aún se permanece en una empresa. Hay que recordar que muchas empresas llaman a jefes anteriores para pedir referencias y , si el jefe actual no lo sabe, se puede vivir una situación desagradable. En estos casos, lo mejor es hablar con sinceridad y comentar en la entrevista los motivos por los que se quiere cambiar de trabajo, además del detalle de no haberlo comentado en la empresa.

La mayoría de los reclutadores entienden esta postura y no es la primera vez que se enfrentan a situaciones similares. Por otro lado, es el momento de sugerir al reclutador que puede ponerse en contacto con todos los jefes anteriores, de haberlos.

2. Establecer prioridades y cambios

A pesar de tener trabajo, no es nada raro que se quiera dar un cambio radical. Por ese motivo, es conveniente establecer una serie de características y objetivos para el nuevo trabajo. Qué trabajo sería, sueldo, horario, etc. Así se podrá elegir la mejor opción y no aplicar ‘sin ton ni son’. Hay que tener en cuenta que cuando se tiene trabajo es más fácil buscar uno nuevo, por tanto es importante priorizar.
Flickr/marinadelcastell
Flickr/marinadelcastell

3. Aprovechar el tiempo libre

Tanto si se quiere mantener en secreto como si no, la búsqueda de un nuevo empleo debe dejarse para las horas libres. Hacer las entrevistas en horas libres, así como realizar nuevas búsquedas preferiblemente desde casa. La discreción tiene un papel fundamental en estos casos. Una de las soluciones puede ser hablar con una empresa dedicada a buscar empleos que conozca la situación y que concierte las entrevistas según el horario pautado.

Consejos obvios pero olvidados

No buscar trabajo en horas de trabajo

Por supuesto, en nuestras horas de trabajo no debemos estar visitando las webs de empleo. Puede pasar alguien por detrás o entrar en nuestro despacho inesperadamente y descubrirnos. También es posible que la empresa en cuestión registre los sitios que visitamos para saber si somos lo suficientemente responsables con el trabajo.

Usar un nuevo e-mail

También se desaconseja el uso del correo de trabajo para todo aquello que no tenga relación. No debemos escribirnos con amigos, y mucho menos poner ese correo en los formularios o para que nos respondan las empresas. Seguramente, no solo nosotros tenemos acceso a ellos.

linkedin

Cuidado con la privacidad

Puede darse el caso de la publicación de tu CV o de la información de tu búsqueda de empleo en algunas webs que se dedican a ello. Las empresas que buscan candidatos suelen hacerlo en internet, como es lógico, y muchas veces los perfiles son públicos. Cuidado con esto si no queremos que nos descubran y que nuestra solicitud aparezca por la red.

Todos los detalles importan

Si vas a ir a una entrevista de trabajo,  después del trabajo actual, y generalmente vas vestido de forma casual, no vayas de traje y corbata. Intenta cambiarte antes y no dará pie a preguntas o malos entendidos. Por supuesto no hablar de ello con nadie, ni siquiera con aquellos en los que tenemos confianza ciega. En cuestiones de trabajo, nunca se sabe.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>