Los diferentes tipos de Expediente de Regulación de Empleo (ERE)

| April 20, 2014 | 0 Comentarios

Tal vez el título del artículo hubiera sido más acertado, si, lo hubiéramos orientado al número de ERE existentes según la ley de reforma laboral en nuestro país, sin embargo hemos optado por este título genérico ya que, efectivamente, a pesar de ser una de las figuras más temidas dentro del ámbito laboral, y también, desafortunadamente más conocidas últimamente, los expedientes de regulación de empleo siguen presentando muchas lagunas informativas para la media de usuario, en este caso vamos a tratar de acercarnos precisamente a los diferentes tipos de expediente de regulación de empleo existentes con sus características principales.

Empezamos por el expediente de regulación de empleo más duro de entre sus diferentes modalidades, esto es así porque este expediente viene a suponer que todos los trabajadores incluidos en el expediente quedarán cesados, generando un despido colectivo.
Qué son los ERE

ERE de extinción (o colectivo)

Este ERE es debe ser argumentado por motivos de causa mayor objetivos, y negociado su impacto y alcance con los sindicatos, en cualquier caso, este despido colectivo se encuentra sujeto a un baremo  tanto de pérdidas, disminución de ingresos o de ventas durante tres trimestres consecutivos, como de producción mediante una tabla de afectación sobre trabajadores en un período de 90 días que se correspondería con lo siguiente;

-Afecta a 10 trabajadores en una firma con menos de 100 empleados.

-Afecta al 10% de la plantilla las empresas que den empleo a entre 100 y 300 trabajadores.

-Afecta a 30 personas, en empresas que tengan más de 300 empleados.

Existirá un periodo de consulta con sindicatos equivalente a 30 días, que podrá ser reducido hasta 15 días si él expediente ha sido formulado por una empresa con menos de 50 empleados. En este despido colectivo se aplica una indemnización mínima de 20 días de salario por año trabajado, con un límite de indemnización de 12 mensualidades.

ERE Temporal

Como su propio nombre indica nos encontramos ante un expediente de regulación temporal de empleo. En líneas generales se debiera tratar de un acuerdo entre empresa y empleados mediante el cual estos suspenderán su desempeño laboral durante un tiempo pactado, generando de esta manera una disminución de gastos o un ajuste de producción necesario a criterio de la empresa.

Durante este período de cese temporal del trabajo el trabajador pasará a ocupar la situación legal de desempleo cobrando la prestación correspondiente. En este caso también se aplicará un período de consulta de 15 días

ERE de reducción de jornada

Como el caso anterior, en este expediente de regulación de empleo se trata en la mayoría de los casos de buscar el abaratamiento de costes o descongestionar los procesos de producción, para ello, se reducen las horas efectivas de trabajo de los empleados.

En este caso el empleado percibirá por parte de la empresa la remuneración correspondiente a las horas trabajadas, mientras que si reúne los requisitos exigidos podrá cobrar el desempleo por el resto de tiempo no trabajado. Para entrar en esta consideración de reducción de jornada el trabajador deberá haber visto reducido su desempeño laboral entre un mínimo del 10% y un máximo del 70%, debemos tener en cuenta que tanto por arriba como por debajo de este porcentaje el trabajador quedaría en exclusión de acceso a la prestación de desempleo.

imagen OpenIcons pixabay.com

Tags: , ,

Categoría: Desempleo

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed