Derechos laborales de embarazo

| December 11, 2012 | 0 Comentarios

Ante la crisis y la discriminación que sufren cada día cientos de mujeres embarazadas en el trabajo, sus derechos empiezan a reconocerse en los distintos centros laborales. Pero lamentablemente, existen otras entidades que siguen cayendo en el craso error de despedirlas.

Es importante que para que no permitas este tipo de abuso, te presentamos los principales derechos laborales que debes tener en cuenta:

-Es muy importante saber que la ley te ampara, sólo basta poner una denuncia por despido improcedente o discriminación si tu jefe te da de baja por motivo de embarazo. Tampoco podrá forzarte a tomar una licencia obligatoria por maternidad.

-El seguro médico que te brinda el lugar de trabajo debe cubrir los gastos que ocasionen enfermedades relacionadas con tu embarazo.

-Tienes derecho a desarrollar tus tareas hasta donde puedas realizarlas sin perjudicar tu salud, ni tencionarte. Vives una etapa en la que tienes que cuidarte, por lo tanto no te sobreexijas.

-Naturalmente, cuentas con licencias para ausentarte en el momento que pases por una etapa peligrosa o el nacimiento de tu hijo. Además, tu centro laboral debe garantizarte la seguridad del puesto de trabajo para que regreses sin problemas.

Estos son los más importantes derechos que debes conocer, lo demás dependerá de ti y de las normas de trabajo.

No es dato menor que si estás embarazada sí, pero tus obligaciones continúan. El embarazo no es una enfermedad, por lo tanto tus actividades laborales las debes seguir realizando con total normalidad, a menos que existan riesgos en la misma gestación que te impidan seguir en tu rutina habitual de trabajo.

Varios estudios indican que realizar actividades, permite que se lleve un buen embarazo hasta el día del parto y contribuye a dejar de lado los síntomas. Debes saber también, que todo eso depende de la actividad que realices, algunas pueden ser perjudiciales tanto para tí, como para el bebé.

Aquí unos consejos que pueden ayudarte a sobrellevar esos meses algo complicados en el trabajo:

En principio, debes estar muy bien informada de los derechos y obligaciones que tienen las personas en etapa de gestación dentro de la empresa, o bien, puedes preguntar a alguna compañera que haya pasado por el mismo caso.
Es natural que a partir del sexto mes empieces a sentir cansancio, para ello, debes realizar tus funciones de manera tranquila y sin apuros.
Puedes pedirle a tu jefe si te lo permite, trabajar desde casa, al menos una vez a la semana.
Pide permiso si puedes retirarte antes de la hora punta.
Busca una silla cómoda con respaldar que sostenga la parte inferior de tu espalda donde puedas trabajar y, de vez en cuando, levanta los pies y utiliza medias con elástico especial para que la circulación fluya.
Si te encuentras mucho tiempo sentado delante de un ordenador, es bueno realizar pequeñas caminatas.
En cuanto a la alimentación, se requiere más energías en esta etapa, por lo tanto, puedes llevarte fruta, queso y galletas integrales para que puedas picar cuando sientas hambre, además estos alimentos dejarán de lado las náuseas.
Evita comer dulces o tomar café, sólo harán que te sientas doblemente cansada porque tu cuerpo lo eliminará rápidamente.
No te exijas demasiado, disminuye la realización de tareas en tu hogar.
Por último, no tengas miedo en decir “no puedo hacerlo”. No te sobrecargues de trabajo en esta etapa. Si conoces tus obligaciones nadie podrá imponerte a hacer algo que no puedes.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: Consejos

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed