¿Cómo hay que ir vestido a una entrevista de trabajo?

Cuando hacemos una entrevista de trabajo, todo es importante. Desde el tipo de papel en el que llevamos impreso nuestro CV, hasta nuestra forma de hablar, pasando por supuesto por nuestra forma de vestir. A pesar de que el físico y el exterior no debe ser un factor que influya en si somos o no capaces de realizar un trabajo, hay que saber adaptarse a cada situación.

Por supuesto, todo depende del trabajo al que apliquemos, así como de nuestra profesión. Para los hombres, es mucho más sencillo, ya que ellos tienen varios trajes, de verano o de invierno; azul, negro o gris, que podrán combinar con una camisa y corbata, y convertirse de un segundo a otro en las personas más serias y elegantes de la entrevista.

entrevista

Pero en el caso de las mujeres, es importante aceptar, tanto si vamos para un puesto de dirección, como para recepcionistas, o incluso para trabajar en un concesionario. Lo más importante, independientemente del tipo de ropa, es además sentirse cómoda. Durante la entrevista tenemos que estar lo más relajadas posible, por lo que ir con una falda incómoda, o una camisa de invierno (en pleno agosto), no es recomendable.

Lo más adecuado es vestirse con colores neutros, también algún tipo de azul, o colores que cataloguemos como normales. Nada de ponerse entera de rojo, o con colores fosfóricos que deslumbren a todo el que nos mira. En la sencillez está el gusto. No debemos destacar por nuestra ropa, sino por nuestros conocimientos y habilidades.

Tampoco está de más conocer qué tipo de personas acuden a la empresa, y cómo van vestidas. Hay algunas empresas que obligan a ir de una determinada manera. Por ejemplo con traje y corbata, o con un zapato de tacón. No permiten el uso de deportivas, ni tampoco de ropa sport. Es importante conocer estos detalles.

  • Nada de colores chillones
  • Falda, vestido o pantalón adecuados. Ni muy cortos ni excesivamente largos. Que no llame la atención. 
  • El pelo, a ser posible recogido. Y peinado. 
  • Los zapatos, que sean zapatos. Las deportivas no son zapatos, las chanclas de la piscina tampoco. 

Tags: , , , ,

Categoría: Consejos

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed